Inicio GASTRONOMÍA DELICATESSEN Roscón de Reyes

Roscón de Reyes

Un dulce con mucha tradición. Acompaña el desayuno del día de Reyes (y de los siguientes) y de las meriendas, con chocolate o con un comedido café con leche. Uno de sus encantos es la sorpresa que esconde.

Actualmente la variedad de roscones es sorprendente (y se tiene en cuenta a los celíacos y alérgicos), aunque hay una receta básica sobre la que se suele trabajar y que es la de un bollo contundente pero esponjoso, con o sin frutas escarchadas y confitadas, que ha ido admitiendo en los últimos años rellenos de cabello de ángel, nata montada, merengue, chocolate, crema… En esto, como en todo, hay puristas que prefieren el roscón más simple (facción frutas, facción no frutas) y los que esperan las novedades y los sabores nuevos. En cuanto a la sorpresa, depende del estilo del roscón: una figurita, una moneda… Se va imponiendo la idea de que, quien encuentra la sorpresa, paga el  siguiente o el del siguiente año.

Por cierto, en estos Reyes de 2016, la cadena de panaderías con repostería UVEPAN ha introducido ¡un diamante! como sorpresa. ¡Cuidado al morder!

Los roscones están bastante extendidos en los países más romanizados de Europa y de España, por ejemplo, saltaron a América (de donde volvieron con chocolate: no es mal arreglo). Su origen está en las tortas redondas con higos, dátiles y miel que patricios, plebe y esclavos de Roma consumían en las fiestas saturnales de diciembre. En el siglo III se incluyó la sorpresa, una simple haba que confería privilegios por unas horas al afortunado que la encontrase, sin importar quién fuera.

Sería interesante probar la receta de una de aquellas tortas, endulzadas por la fruta, pero no por el azúcar que entraría en Europa con los cruzados del XI y XII.

Roscones clásicos y diferentes

En Madrid tenemos roscones al alcance de la mano, en panaderías, grandes superficies y, desde luego pastelerías. Seleccionamos algunas muy especiales:

Nunos. José Fernández compite consigo mismo cada temporada a la hora de los roscones. Inspirados en la imagen de los tres Reyes Magos, los de 2016 juegan con tres tipos de chocolate: negro (ver foto superior), con leche y blanco, con rellenos en esa línea además de componentes con algún toque exótico. Añaden el llamado Cuarto Rey, de chocolate rubio o claro y utilización de galleta que recuerda las que se dejan a Sus Majestades y su séquito. Por supuesto, hay también roscones de corte tradicional, con o sin relleno. Durante todo el año se vende uno espectacular de Ron Zapata. Día 5 y 6 abren desde las 07:00h. C/Narvaez, 63. 28009 Madrid. (Ver Mapa y cómo llegar) 

Pastelería Ascaso. Abierta en Madrid a finales de 2015,  estamos ante un obrador familiar de Huesca con 125 años a la espalda. Famosa por sus rusos (pero no solo, desde luego), tiene roscones de tres tamaños y factura clásica muy cuidada, aunque acepta encargos de rellenos, fundamentalmente de nata, crema y trufa.  C/Zurbano, 25 (esquina Caracas). 28010 Madrid (Ver Mapa y cómo llegar).

Moulin Chocolat. Con todo tipo de exquisiteces, incluso alguna de las más las más catizas de Madrid, ofrece la oportunidad de disfrutar de un roscón diferente, la Gallete des Rois (ver imagen superior), que es la versión del norte de Francia y de Bélgica. Hojaldrada y con relleno, suele tener su sorpresa. C/ Alcalá, 77. 28009. Madrid. (Ver Mapa y cómo llegar). Tel.: 914 31 81 45.

Antigua Pastelería del Pozo. Prefieren la tradición y las elaboraciones sencillas. C/del Pozo, 8. 28012 Madrid (Ver mapa y cómo llegar).

Pomme SucrePastelería de origen asturiano, podemos destacar sus roscones de hojaldre con rellenos de crema y decoración almendrada. C/Barquillo, 49. 28004 Madrid. (Ver Mapa y cómo llegar).

El Horno de San Onofre. Este es el nombre más conocido, pero no la única pastelería del grupo (Ver la página). Con mucha tradición, mantiene los gustos clásicos.

Viena Capellanes. Llevan abiertos desde 1873 y tienen varios locales en Madrid. (Ver la página web). Se decantan por la tradición, aunque con un abanico amplio de sabores en huesos y buñuelos. http://www.vienacapellanes.com/stores.php

Mallorca. En sus diferentes establecimientos, tiene unos roscones esponjosos con rellenos clásicos, posibilidad de frutas y decoraciones que se modifican cada año. 

Somosierra. Una cafetería clásica, con una parte dedicada a la pastelería. Alarga la temporada de roscones, de tipo clásico y diferentes tamaños para su venta o consumo en el local. C/Fuencarral, 135. 28010 Madrid (Ver Mapa y cómo llegar).

La Duquesita. Recupera al filo del nuevo año, vuelve con roscones y panetones. C/ Fernando VI, 2. 28004 Madrid (Ver Mapa y cómo llegar).

 

 

PUBLICIDAD