Inicio GASTRONOMÍA COCINA MADRILEÑA Panecillos de San Antón

Panecillos de San Antón

PUBLICIDAD

Gastronomía y devoción van de la mano. Los Panecillos del Santo o Panecillos de San Antón se toman el 17 de Enero, festividad de San Antonio Abad, conocido también como San Antón, el patrón de los animales.

Se llaman así en recuerdo de los panes que seguramente consumía el santo ermitaño para sostenerse durante sus ayunos. Son una especie de pastas de aspecto tosco y áspero, en las que se estampa con un molde una cruz (tau o la cruz egipcia), que les da una forma característica. Fue San Antonio Abad, nacido en Egipto, quien primero usó la tau como distintivo cristiano y por ello se la conoce como Cruz de San Antón. Los panecillos están elaborados con una masa que necesita poca humedad y una fórmula (secreta) que permite su conservación durante meses.

Según la creencia popular, el día de San Antón, después de la bendición de los animales, conviene guardar los panecillos (también benditos) junto con una moneda durante un año, porque atraen la fortuna. Lo inteligente es comprar panecillos de sobra: unos, al cajón para que se pongan a producir sus réditos; otros, para el desayuno y las meriendas.

Aunque la fórmula es secreta, si quieres probar a hacerlos, en este enlace tienes una receta: http://lastentacionesdelossantos.blogspot.com.es/2013/01/panecillos-de-san-anton.html

Y si quieres conocer algo más sobre la historia y la fiesta de este santo tan popular en Madrid entra en el siguiente enlace: Fiestas de San Antón

PUBLICIDAD