Inicio GASTRONOMÍA Mesa en Ornella

Mesa en Ornella

PUBLICIDAD

El Restaurante Ornella ha sido uno de los últimos en abrir en Madrid. Italiano en la línea de lo que hoy se lleva: no sólo se come/cena, también está preparado para el aperitivo y el cóctel o copa de la tarde.

¿Un italiano más? Tampoco pasaría nada, porque es una cocina generalmente atractiva aunque puede caer en la facilidad y la rutina. No es el caso de Ornella, que se distingue por varias razones. Para empezar, una carta de raíces napolitanas, pero abierta a otras tradiciones del país. Si alguien va a tiro hecho, se encontrará muy cómodo, pero hay muchas apuestas propias, tanto en la pasta –la Strozzapreti alla Loren, con marisco y un toque de pesto genovés; Paccheri All’Astica, pasta según temporada, con tomatitos sicilianos y bogavante- como en la carne, con un buen Tagliata de Manzo, solomillo fileteado con romero, boletus y trufa-. Interesante también el Risotto alla Champagne Mumm e Fragole, para dos, que incluye fresas (¡en un arroz!) y ofrece champagne, no solo en la receta, sino en la copa de los comensales. Por cierto, el producto en general viene de Italia. El precio medio es de 30/35 euros. Durante la semana hay dos menús, de 14,90 y 19, 90 euros. Y siempre el de niños, de 9,90 euros.

La Carta de vinos es otra diferencia interesante. Es muy italiana, lo que permite saborear caldos diferentes, pero no se olvida de las referencias españolas, con buenas representaciones, para quienes prefieran maridar las dos orillas del Mediterráneo. Los horarios de Ornella facilitan, sobre todo en la cena, poder prolongar la sobremesa sin tener que salir del local. Y hay que destacar también su decoración moderna, elegante y tranquila, de Blume Studio, a juego con su cercanía al Retiro. Pertenece al Grupo Pulcinella.

Lugar:

Ornella. C/ Velázquez, 18. 28001. Madrid. (Ver Mapa y cómo llegar).

Horarios:

De lunes a domingo. Comidas, desde las 13:30h. Tarde y cenas, desde las 19:00 a las 02:00h (fin de semana, hasta las 02:30H). Conviene reservar.

(En las imágenes, acceso al restaurante y el Risotto alla Champagne Mumm e Fragole).

PUBLICIDAD