Inicio GASTRONOMÍA COCINA MADRILEÑA Limonada Madrileña

Limonada Madrileña

Una bebida típica de las verbenas era la Limonada Madrileña (lo que viene siendo sangría) y a la que los castizos eran muy aficionados. Alegraba las noches calurosas preparada en un barreño o servida en jarras.

El limón para bautizar bebidas es muy popular en Madrid, porque otro clásico es la clara –cerveza más limonada, aunque también se puede sustituir por gaseosa-.

Lo tradicional era utilizar un barreño amplio (limpísimo) de barro o porcelana para preparar la Limonada Madrileña. Las medidas iban a ojo, pero seguramente se aprendía muy pronto a calibrar los porcentajes a la vista de la respuesta que diera el respetable público. Eso sí, era –y es- una bebida que se bebía con gusto porque refresca mucho… Pero las consecuencias de pasarse eran capítulo aparte.

Ingredientes:

Vino tinto de tipo espeso (se aconsejaba Valdepeñas)

Zumo de limón (diluido en agua)

Azúcar

Melocotones en trozos y limones en rodajas.

Se agrega el zumo del limón diluido al vino. El zumo debería suponer una quinta parte de la mezcla. Añadir azúcar con prudencia y luego los trozos de fruta. Poner a refrescar y servir. Si la bebida está en en el barreño, emplear un cacillo de madera o porcelana, pero no de metal, para llenar los vasos, que deben ser de cristal gordo. Si se utilizan directamente los vasos para servirse hay que usar el pulgar y el índice con cuidado. Lo más fácil es repartir la Limonada en jarras de cristal.

PUBLICIDAD