Inicio DE COMPRAS TIENDAS Las Marystrastos

Las Marystrastos

PUBLICIDAD

Una tienda que se nutre de mercadillos y rastros de Berlín, París, Londres o Buenos Aires, más lo que queda de escenarios, anuncios y películas, más lo que recuperan aquí y allá. Las Marystrastos no paran.

El nombre del negocio tiene humor, tanto como el ambiente que les gusta crear a Mary Pepa y María Pilar (madre e hija) desde que abrieron hace pocos meses. Como iban a tener de todo, se les ocurrió que trastos es un término que abarca las cosas más diversas y las Marys se pusieron manos a la obra. Eso sí, tienen que ser siempre trastos con encanto, con vida a las espaldas, o con la firma de artesanos que ellas se encargan de distribuir… Su objetivo es "crear experiencias", de forma que los potenciales clientes puedan entrar en el local, curiosear, preguntar y encontrar la pieza más interesante para decorar, decorarse (hay ropa y complementos) y comprar algún que otro regalo.  La cosa no ha ido mal, porque muchos de esos clientes son amigos que se dan una vuelta, si pueden, en la cervecita de los viernes, al cierre de la tienda.

Mobiliario colonial, art-decó, oriental, clásico. Objetos curiosos. Juguetes que nos devuelven a la infancia. Vestidos (también de novia) y detalles vintage, aunque a Mary Pepa le parece "algo repipi" el término, "pero segunda mano tampoco es muy adecuado, porque son piezas con mucho, mucho glamour". Es interesante el apartado de elementos de atrezzo, que adquieren un nuevo sentido fuera de de las tablas y del set… Nieta de un anticuario, Luis Zabala, muy conocido en su momento Mary Pepa no consiguió estudiar Bellas Artes -su vocación- por el miedo familiar a que "se casara con un hippy". Y fue abogada, una abogada que se escapaba a los rastrillos y terminó por recuperar la tradición de su abuelo (y de una bisabuela adelantada a su tiempo), a quien acompañaba en su trabajo muchas tardes. 

La idea de que Las Marystrastos constituya una experiencia pasa por su web y llega al punto de procurar que la tienda tenga un aroma y un sonido agradable. Ahora huele a maderas y suena a divas del jazz, pero mañana será a otras cosas. Y aunque todo eso está muy bien, hay que bajar a la dura tierra y hablar de precios. Las piezas van desde los 0,50 euros a los 800, aproximadamente. "No quiero cosas muy caras porque me gusta que se muevan y no tenerlas aquí por mucho tiempo. Aunque, por otra parte, me duele mucho vender ciertas cosas y ya no digamos separar parejas de objetos, algo que procuro no hacer, pero…".

Otros servicios que se ofrecen son la comprar a particulares y también el contacto con restauradores, tapiceros, etc. "Pero es solo el contacto, no es nuestro negocio, así que no hay sobrecoste por la mediación".

Lugar:

Las Marystrastos. Callejón de la C7 Dublín, 39 H. (junto a parkíng subterráneo de Mercadona). Polígono Európolis de Las Rozas. 28232 Madrid. (Ver Mapa y cómo llegar).

Horarios:

De lunes a viernes, de 10:30 a 14:30h y de 17:30 a 20:30h. Sábados, de 10:30 a 15:30h.

PUBLICIDAD