Inicio YA HA PASADO El gran Serny

El gran Serny

A Serny se le llegó a definir como el Toulouse-Lautrec de nuestra época, una forma de elogiarle, aunque no necesite plumas ajenas este artista del que inaugura exposición el Museo ABC de la Ilustración.

Creador magnífico, la exposición se titula Serny. Celia, Cuchifritín y otras historias ilustradas porque popularizó los personajes más conocidos de la escritora Elena Fortún: Celia, Cuchifritín, Paquito; Matonkiki, Don Tomás… Sus trazos en gouache, grafito y tinta dieron esa imagen exquisita e inolvidable a Celia, con su pelo rubio, sus rizos y sus vestidos y definieron al resto de las criaturas del universo Fortún. Estamos hablando de 1932 y el encanto y modernidad de aquellos trazos aumentaron la popularidad de aquellas historias.

Según Begoña Summers -nieta del artista y comisaria de la exposición-, «Serny buscó decir más con menos medios. Fue un artista que buscó ser él mismo. Su gusto por lo bello le llevó a una delicadeza de tratamiento tanto de la línea como del color, que enlaza con una herencia española que tiene como referente a Goya, y un cierto afrancesamiento vinculado a la obra de Renoir, Manet o Toulouse-Lautrec».

En la muestra se ofrecen 100 obras del artista: la mitad sobre los personajes de Elena Fortún, tanto en el suplemento Gente Menuda de ABC, como en los libros de la editorial de Aguilar; la otra mitad corresponde a portadas (ABC y Blanco y Negro), novelas, cuentos, etc.

Serny (Ricado Summers e Isern, El Puerto de Santa María, Cádiz, 1908-Madrid, 1995) tenía 9 años cuando se trasladó a Madrid. A los 14, publicó su primer dibujo en la revista Buen Humor. A partir de ese momento, la firma Serny se volvió habitual en la prensa gráfica: La Risa, Muchas Gracias, La Esfera, Nuevo Mundo, Chiquilín, Cosmópolis…. En 1926 trabajó por primera vez para Blanco y Negro, y seis años después dio vida a Celia en los cuentos de Elena Fortún que se publicaron semanalmente en Gente Menuda.

Desde sus primeros trabajos, buscó la estilización de la línea y la síntesis del plano. Su obra es personal e independiente, obtuvo numerosos premios y se situó a la cabeza de los artistas de su generación. Serny creó contenidos y un nuevo lenguaje gráfico para el periódico infantil o tebeo, renovando con su obra el cartel artístico y aportando un lenguaje y una manera de hacer propia en toda su obra.

Aunque en los años 40 fue catalogado inicialmente como pintor de niños por su trabajo como retratista, Serny fue ante todo conocido por sus contemporáneos como pintor, llegando a realizar una infinidad de obras que evidencian su gran capacidad como artista. En 1984 fue nombrado académico de la Academia de Bellas Artes de Santa Cecilia de El Puerto de Santa María, su ciudad natal. Un gesto que el artista agradeció donando una parte representativa de su obra al Museo Municipal. La última exposición que inauguró data de 1993, en la Galería Rubens de Vitoria, después de haber participado en 25 muestras individuales y 17 colectivas. Falleció dos años después, tras una vida dedicada al arte.

Fechas: Serny. Celia, Cuchifritín y otras historias ilustradas. Del 13 de diciembre de 2016 al 16 de abril de 2017.

Horarios: De martes a sábado, de 11:00 a 20:00h. Domingos, de 10:00 a 14:00h. Cierra los días 24, 25 y 31 de diciembre de 2016. Y los días 1 y 6 de enero de 2017.

Entrada: Gratuita. Opciones de visitas guiadas.

Lugar: Museo ABC. C/ Amaniel 29-31. 28015 Madrid. (Ver Mapa y cómo llegar).

(Arriba, una de las ilustraciones de Celia -aprovechando las fechas-. Debajo ilustración para un cuento en prensa, con el hueco para el titular).

PUBLICIDAD