Inicio OCIO EN MADRID CINE, MÚSICA Y TEATRO Antígona frente al Poder

Antígona frente al Poder

PUBLICIDAD

Del 9 de agosto al 3 de septiembre, el Pavón Teatro Kamikaze presenta Antígona, de Sófocles. Una novedad en esta tragedia griega: la actriz Carmen Machi es Creonte, el malo oficial de la historia.

Sófocles estrenó Antígona en el 442 a. C., es decir, hace unos 2500 años, pero como tantas otras cosas de la cultura griega sigue absolutamente vigente. Antígona es una chica joven, noble, con un futuro encarrilado, pero se rebela ante la prohibición de enterrar a su hermano Polinice, reo de traición. Abandonar un cuerpo era terrible y Antígona le pide clemencia al rey de Tebas, Creonte, que además es su tío. Como sucede tantas veces, de una reclamación emotiva pero sin pretensiones ni contenido político se irá pasando –en este caso lo hace Antígona- a una toma de posiciones más consciente y, como se traduce aquí, a la reflexión sobre la relación entre el individuo y el estado, sobre la piedad y la lógica de la ley. El riesgo que corre Antígona es de una muerte atroz si desafía las reglas de juego, pero a pesar de su miedo, las desafía. La tragedia es familiar porque realmente todo queda en casa, lo que hace más dolorosa la confrontación y peores las consecuencias de unas decisiones en la que todos pierden.

En esta Antígona, su adaptador y director, Miguel del Arco, ha decidido sustituir al actor que representa al rey Creonte por una actriz, Carmen Machi, ni más ni menos. Pero no lo ha hecho por significarse o darle un toque coyuntural a la obra –que se estrenó con mucho éxito en 2015 dentro de la programación de Teatro de la Ciudad-, sino porque, en su opinión, de lo que se trata es de comprender por qué actúan los personajes, fuera de los estereotipos. Creonte   -señala del Arco- siempre ha sido un personaje al que fácilmente se le podía convertir en el malo de la obra, pero él está profundamente convencido de estar haciendo lo mejor para la ciudad. No he pretendido justificar las acciones del gobernante, sino entenderlas. Necesito saber por qué hacen las cosas los personajes, con todas las contradicciones que caracterizan a los seres humanos, antes de que salgan a escena. No es mi misión juzgarlos. Decidí convertir este personaje en una mujer. No me interesaba el conflicto de género. Me interesaba el conflicto político. La desigualdad sigue siendo manifiesta pues una tiene el poder y la otra no, pero intuía que esa reconversión podía dimensionar el conflicto y ahora que he visto enfrentadas a la Machi y a la Paso en escena me alegro enormemente de la decisión que tomé.

La obra es emocionante porque nosotros –como si fuéramos dioses- sabemos lo que pasará y no podemos evitarlo. Es una hora y media de espectáculo intenso donde muchas circunstancias nos resultan reconocibles, contemporáneas, entendemos a los personajes, nos parece que todos tienen sus buenas razones y, a la vez, que todos están sordos y no saben –o no pueden- encontrar salidas.

Miguel del Arco nos recuerda que el espectador griego conocía mucho mejor que nosotros los personajes y sus historias. Los autores revisaban año tras año los mismos mitos. Había una gran expectación por saber qué harían con aquellas historias que todos conocía, pero que cada autor podía desarrollar de una manera diferente. Nuevos planteamientos, nuevas formas de abordarlas, de reflexionarlas. Ese es el camino que hemos querido seguir. Los griegos mezclaban de una forma natural lo divino y lo humano porque la única diferencia para ellos entre dioses y hombres era que unos eran inmortales y los otros no, pero todos sujetos a las misma contradicciones del amor, el deseo o el poder. Nuestros dioses ahora no son tan cercanos, por eso creo que nos hemos centrado en la medida de lo humano.

Un obrón, que podemos preparar o reforzar con una visita a la exposición de CaixaForum Agón¡ La competición en la antigua Grecia.

Versión y dirección, Miguel del Arco. Intérpretes: Manuela Paso (Antígona), Ángela Cremonte (Ismene), Carmen Machi (Creonte), Yon González (Corifeo), Silvia Álvarez (Corifeo), José Luis Martínez (Guardia), Raúl Prieto (Hemón) y Cristóbal Suárez (Tiresias). Música: Arnau Vilà. Escenografía: Eduardo Moreno, Alejandro Andújar y Beatriz San Juan (responsable también del vestuario).

Información Práctica

Fechas: Del  9 de agosto al 3 de septiembre de 2017.
Horarios: De miércoles a sábado, a las 20:30h. Domingos, a las 20:00h.
Entradas: De 22,10 a 26 euros.

PUBLICIDAD